Construir, deconstruir, reconstruir

SanchezCastillo@GaleríaAlbarranBourdais,
IvánArgote@GaleríaAlbarranBourdais,
HectorZamora@GaleríaAlbarranBourdais,
CristinaLucas@GaleríaAlbarranBourdais,
AngelicaMarkul@GaleríaAlbarranBourdais,

Galería Albarrán-Bourdais presenta su primera exposición de video en línea que agrupa las/los siguientes artistas Angelika Markul, Cristina Lucas, Héctor Zamora, Fernando Sánchez Castillo e Iván Argote, con una colaboración especial.  

A través de obras visualmente fuertes y delicadas, la exposición intenta abordar las nociones de construcción, deconstrucción y reconstrucción, como posibilidades de nuevos comienzos. Observar lo construido y deconstruirlo para entender, analizar, cuestionar y encontrar nuevas fórmulas, es una práctica crítica e indispensable para regenerarnos en lo personal y en lo colectivo. La reconstrucción es el ejercicio de dar una nueva forma, de recomponer luego de un periodo de crisis, de desequilibrios; es la posibilidad de reescribir una historia, de ejercer una forma de resistencia. Estos conceptos se entrelazan en esta exposición de una manera poética y a veces con humor, entre obras que evocan temas como la naturaleza, la política, el pasado y la afectividad, haciendo eco también a nuestra coyuntura actual y a la idea de posibles cambios en nuestras formas de ver y pensar.

 

Platónicos recuerda los movimientos que abarcan el trabajo de Héctor Zamora (México, 1974) entre el bucle, la suspensión, y la narrativa lineal, que a menudo resulta en entropía y caos. En el performance un canteiro* destruye cuidadosamente una escultura realizada bajo parámetros clasicistas, dejando un rastro violento de escombros. ¿Un mero ejercicio de destrucción? El canteiro descompone la forma clásica con precisión, fragmentándola en piezas geométricas, dejando piezas irregulares en el suelo y enfrentándonos a un ejercicio elíptico que atraviesa la construcción, la destrucción y las posibilidades creativas que fluyen de él, siempre abierto a un nuevo ciclo, a una nueva vida.

 

El proyecto de Angelika Markul (Polonia, 1977) tiene lugar en la costa oeste de Australia, cerca de la ciudad de Broome, también conocida como la costa de Kimberley. Entre las maravillas que contiene, la región tiene una colección de huellas de dinosaurios a lo largo del mar, en las cuales Angelika centra su investigación junto al trabajo de investigadores y aborígenes siguiendo los pasos de los dinosaurios. Marella no es solo un video, es sobre todo una peregrinación. Este sitio, particularmente atractivo por las huellas de dinosaurios que se han conservado allí, también es impresionante por su importancia histórica. Aquí la relación con el tiempo, el espacio, la transmisión y el habla es diferente. El lugar ofrece una rara proximidad a la naturaleza, una conexión espiritual con la tierra, el cielo, el mar y la luna. Desde el terremoto a la llegada del artista al cometa visto unas horas antes de su partida, todos los elementos naturales nos recuerdan que están en perpetuo movimiento y reflejan la fragilidad de nuestra existencia.

 

En Two 50 year old male having emotions del artista Iván Argote (Colombia, 1983), una cámara tiene una vista circular de dos hombres abrazados. Los dos personajes cambian constantemente su estado de ánimo generando interrupciones y cortes en la narración, creando un drama sin fin. Ambos personajes son hombres blancos de cincuenta años, una tipología asociada con ideas vinculadas al poder y la dominación. Sin embargo, ambos individuos se ven extremadamente frágiles y no representan en absoluto este estereotipo. El video aparece como una alegoría de la fragilidad actual de la dominación histórica occidental.

 

El video Pegasus Dance del artista Fernando Sánchez Castillo (España, 1970) se realizó en colaboración con los agentes antidisturbios de Rotterdam, al igual que otros trabajos realizados con cuerpos policiales y militares de distintos países. En el video podemos ver como camiones equipados para disolver manifestaciones mediante el lanzamiento de agua a presión se convertien en protagonistas de una romántica danza performativa.

 

Por último, Pantone, Inc. es una reconocida compañía que ha creado un sistema internacional estandarizado para tomar y comunicar elecciones de color. Pantone -500 +2007, de la artista Cristina Lucas (España,1973) es un video animado que utiliza el color para mapear la historia política cambiante del mundo, desde 500 a. C. hasta 2007. Junto a historiadores, la artista realizó una extensa investigación sobre la historia geopolítica de cada continente, y luego ingresó sus hallazgos en un programa de computadora que asigna un segundo a cada año en la historia mundial. Cada color representa una identidad nacional específica, de modo que cada cambio de color representa un cambio de identidad. El movimiento de manchas de color representa guerras, invasiones o migración de población.

 

 

 

Available artwork

HectorZamora@GaleríaAlbarranBourdais,

Platónicos, Héctor Zamora 2017

Video full HD, D.S.

7´32 “

Ed. 3 + 1 AP

Consultar precio con la galería

AngelicaMarkul@GaleríaAlbarranBourdais,

Marella, Angelika Markul 2020

Instalación de video, color,

música de Côme Aguiar.

8´32 “en bucle

Ed. 1/4 + 1 AP

Consultar precio con la galería

IvánArgote@GaleríaAlbarranBourdais,

Two 50 year old male having emotions, Iván Argote 2013

Video HD

Digital 2K 25´23”

Ed. 1/2AP (5ed + 2AP)

Consultar precio con la galería

SanchezCastillo@GaleríaAlbarranBourdais,

Pegasus Dance, Fernando Sánchez Castillo 2007

Grabado en el sistema Sony HC

11´27 ”

Ed. 4/7 + 2AP

Consultar precio con la galería

CristinaLucas@GaleríaAlbarranBourdais,

Pantone -500 +2007, Cristina Lucas 2007

41 ‘2D video animation

Ed. 5/5 + 1AP

Consultar precio con la galería

See previous exhibition