Aliens en Madrid, Iván Argote

Aliens en Madrid 2022, Albarrán Bourdais_1,
Cristobal Colón 2022, Albarrán Bourdais_,
Aliens en Madrid 2022, Albarrán Bourdais_10,
Aliens en Madrid, Iván Argote, 24.02 - 26.03.22

Con “Aliens en Madrid” el artista colombiano Iván Argote reúne un grupo de obras creadas específicamente para su primera exposición individual en la galería Albarrán Bourdais.

En esta exposición Argote genera críticas sobre la tradición colonial, creando pasajes de sentido entre la ficción, la intervención en el espacio público, el dibujo, la instalación, la escultura y la pintura.

Los juegos de ficciones utópicos se materializan en la intervención pública y video “Paseo” donde la estatua de Cristóbal Colón que corona la plaza del mismo nombre es retirada y paseada en un camión por Madrid hasta que se aleja de la ciudad. Este performance sobre ruedas pone en términos tangibles la posibilidad de transformar el espacio público, dejando a un lado los tradicionales homenajes bélicos y coloniales y también confronta al transeúnte a una especie de híper realismo de cambio; tal vez algo así podría pasar, ahora o en un futuro próximo.

La intervención está acompañada por la serie “Bondage”: unos pequeños frescos, (pinturas en oleo sobre cemento pigmentado) que representan a la estatua entre lonas y cuerdas, levantada y transportada. Estas pinturas son una especie de story board de la acción que hablan del pasaje de la ficción a la acción tangible en el espacio público.

En la exposición el espectador se encuentra con una gran instalación vegetal donde está la misma estatua acostada, ahora con signos de erosión, completamente invadida por plantas salvajes. Tal vez unos años más allá en el futuro. La instalación vegetal muestra la futilidad de nuestras ideologías; tarde o temprano no quedarán sino las ruinas de nuestros imperios y ciudades, de orgullos y patriotismos. La ingenua noción de perdurar en el tiempo, de tallar el mundo bajo nuestra mirada se ve poco a poco borrada por la voracidad vegetal.

La selección de las plantas obedece a razones precisas: unas son plantas nativas de la región, que la NASA ha incluido en programas de exploración para la posible vegetalización de Marte. Su particularidad es la de poder transformar la mayor cantidad de CO2 en oxígeno. Otras son plantas traídas a Europa que incluso hoy ponen en riesgo ecosistemas locales. Estas plantas son llamadas «exóticas» o «invasivas» y obedecen a los procesos de colonización que provocaron un intercambio de especies vegetales.

Por otra parte, la obra que titula la muestra, “Aliens en Madrid” es un cómic de 20 dibujos, que relata la historia ficticia de la llegada de una energía alien a la capital española, justamente un 12 de octubre, día de la fiesta nacional de la Hispanidad, fecha en la que se celebra la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492. Esta celebración controversial se ha transformado en la mayoría de los países de la Américas en una fecha de reconocimiento a los pueblos indígenas, aportando una visión más crítica sobre la historia colonial del continente.

En la historia “Aliens en Madrid” la energía alien “extramaterial” que llega es una fuerza de autocrítica, anticolonialista, anti patriarcal, de amor y ternura que impregna a las personas que celebran en las calles. Mediante un humor grotesco e ingenuo, Argote critica frontalmente lo pueril de los nacionalismos, el fervor de patria y la agresiva permanencia de los símbolos que vanaglorian la colonización y la dominación. De forma paralela esta historia muestra el cómo a partir de la llegada alien muchos paradigmas cambian simplemente a través del diálogo, la auto crítica y el afecto.

La iconografía extraterrestre del cómic “Aliens en Madrid” es retomada en “Energía Extramatérica”: cuatro pinturas en acrílico que hacen también un guiño a la serie de pinturas de Argote, “Mamarrachos”, en las que líneas negras atraviesan desordenadamente el lienzo desbordándose sobre la pared. “Extramatérica” es una palabra inventada por el artista que utiliza este tipo de neologismos para desafiar categorizaciones y rigideces lingüísticas.

Dentro de la historia “Aliens en Madrid”, una vez la energía alien ha impregnado la ciudad, se comienzan a generar dinámicas de grupo dentro de las cuales surge la iniciativa de crear una fuerza política llamada Movimiento Alien. Las obras “Poder Alien” son una serie de esculturas en bronce con forma de manos supuestamente alienígenas. Como se describe en el cómic, estas manos son la imagen y logo del nuevo movimiento político, símbolos de diferencia, victoria y paz. Argote juega aquí con imágenes cliché de la cultura popular ¿Cómo se representa a lo que viene de afuera? ¿Cómo se representa al otro? Aquí, estas manos mutantes, símbolo de diversidad, son una extensión de la ficción soñadora que toma materia y poco a poco realidad.

La exposición “Aliens en Madrid”, plantea un conjunto de futuros posibles y demuestra una cierta facilidad de cambio. Lo que imaginamos puede acontecer, basta con imaginar futuros más dulces, lúdicos y mutantes.

Bondage 2022, Albarrán Bourdais_5,
Aliens en Madrid 2022, Albarrán Bourdais_13,
Bondage 2022, Albarrán Bourdais_6,
Bondage 2022, Albarrán Bourdais_9,
Paseo 2022, Albarrán Bourdais,
Aliens en Madrid 2022, Albarrán Bourdais_25,
Cristobal Colón 2022, Albarrán Bourdais_!0,

24.02 – 26.03.22

Con “Aliens en Madrid” el artista colombiano Iván Argote reúne un grupo de obras creadas específicamente para su primera exposición individual en la galería Albarrán Bourdais.

En esta exposición Argote genera críticas sobre la tradición colonial, creando pasajes de sentido entre la ficción, la intervención en el espacio público, el dibujo, la instalación, la escultura y la pintura.

Los juegos de ficciones utópicos se materializan en la intervención pública y video “Paseo” donde la estatua de Cristóbal Colón que corona la plaza del mismo nombre es retirada y paseada en un camión por Madrid hasta que se aleja de la ciudad. Este performance sobre ruedas pone en términos tangibles la posibilidad de transformar el espacio público, dejando a un lado los tradicionales homenajes bélicos y coloniales y también confronta al transeúnte a una especie de híper realismo de cambio; tal vez algo así podría pasar, ahora o en un futuro próximo.

La intervención está acompañada por la serie “Bondage”: unos pequeños frescos, (pinturas en oleo sobre cemento pigmentado) que representan a la estatua entre lonas y cuerdas, levantada y transportada. Estas pinturas son una especie de story board de la acción que hablan del pasaje de la ficción a la acción tangible en el espacio público.

En la exposición el espectador se encuentra con una gran instalación vegetal donde está la misma estatua acostada, ahora con signos de erosión, completamente invadida por plantas salvajes. Tal vez unos años más allá en el futuro. La instalación vegetal muestra la futilidad de nuestras ideologías; tarde o temprano no quedarán sino las ruinas de nuestros imperios y ciudades, de orgullos y patriotismos. La ingenua noción de perdurar en el tiempo, de tallar el mundo bajo nuestra mirada se ve poco a poco borrada por la voracidad vegetal.

La selección de las plantas obedece a razones precisas: unas son plantas nativas de la región, que la NASA ha incluido en programas de exploración para la posible vegetalización de Marte. Su particularidad es la de poder transformar la mayor cantidad de CO2 en oxígeno. Otras son plantas traídas a Europa que incluso hoy ponen en riesgo ecosistemas locales. Estas plantas son llamadas «exóticas» o «invasivas» y obedecen a los procesos de colonización que provocaron un intercambio de especies vegetales.

Por otra parte, la obra que titula la muestra, “Aliens en Madrid” es un cómic de 20 dibujos, que relata la historia ficticia de la llegada de una energía alien a la capital española, justamente un 12 de octubre, día de la fiesta nacional de la Hispanidad, fecha en la que se celebra la llegada de Cristóbal Colón a América en 1492. Esta celebración controversial se ha transformado en la mayoría de los países de la Américas en una fecha de reconocimiento a los pueblos indígenas, aportando una visión más crítica sobre la historia colonial del continente.

En la historia “Aliens en Madrid” la energía alien “extramaterial” que llega es una fuerza de autocrítica, anticolonialista, anti patriarcal, de amor y ternura que impregna a las personas que celebran en las calles. Mediante un humor grotesco e ingenuo, Argote critica frontalmente lo pueril de los nacionalismos, el fervor de patria y la agresiva permanencia de los símbolos que vanaglorian la colonización y la dominación. De forma paralela esta historia muestra el cómo a partir de la llegada alien muchos paradigmas cambian simplemente a través del diálogo, la auto crítica y el afecto.

La iconografía extraterrestre del cómic “Aliens en Madrid” es retomada en “Energía Extramatérica”: cuatro pinturas en acrílico que hacen también un guiño a la serie de pinturas de Argote, “Mamarrachos”, en las que líneas negras atraviesan desordenadamente el lienzo desbordándose sobre la pared. “Extramatérica” es una palabra inventada por el artista que utiliza este tipo de neologismos para desafiar categorizaciones y rigideces lingüísticas.

Dentro de la historia “Aliens en Madrid”, una vez la energía alien ha impregnado la ciudad, se comienzan a generar dinámicas de grupo dentro de las cuales surge la iniciativa de crear una fuerza política llamada Movimiento Alien. Las obras “Poder Alien” son una serie de esculturas en bronce con forma de manos supuestamente alienígenas. Como se describe en el cómic, estas manos son la imagen y logo del nuevo movimiento político, símbolos de diferencia, victoria y paz. Argote juega aquí con imágenes cliché de la cultura popular ¿Cómo se representa a lo que viene de afuera? ¿Cómo se representa al otro? Aquí, estas manos mutantes, símbolo de diversidad, son una extensión de la ficción soñadora que toma materia y poco a poco realidad.

La exposición “Aliens en Madrid”, plantea un conjunto de futuros posibles y demuestra una cierta facilidad de cambio. Lo que imaginamos puede acontecer, basta con imaginar futuros más dulces, lúdicos y mutantes.

See previous exhibition